El Antidoto, teatro de marionetas